Ekleípo
-------


El calor llega
acaba con los vientos fríos
pero nunca es suficiente
como para incendiar el alma,
porque si alguna vez
contemplamos un Sol a los ojos
quedamos encandilados,
no podemos ver más allá
hasta encontrar otra Luz
que haga sombra
sobre los viejos destellos



CeXiLiA